Cómo tomar las decisiones correctas.

Cómo tomar las decisiones correctas. no todos saben Sin embargo, esto afecta fundamentalmente la vida de cualquier persona. Si actuamos sin pensar, tarde o temprano caeremos en una situación desagradable.

En este artículo veremos una gran cantidad de consejos que le ayudarán a tomar las decisiones correctas y siempre será un experto en la situación.

Por cierto, asegúrese de prestar atención a la Plaza Descartes, con la ayuda de la cual el gran matemático recomendó tomar decisiones. Cosa muy inusual!

Esto será útil no solo para los amantes de la psicología, sino también para todos aquellos que no sean indiferentes al desarrollo personal.

¿Por qué la gente toma malas decisiones?

Para comprender la razón por la que las personas toman las decisiones equivocadas, debe tener en cuenta muchos factores. El hecho es que incluso las personas inteligentes y sabias a veces cometen errores graves.

Estas son algunas de las características que influyen en la toma de decisiones errónea:

  • falta de tiempo
  • esperanza de una cierta fuente de información;
  • revalorización de capacidades propias;
  • incapacidad para notar soluciones alternativas a los problemas;
  • un exceso de oferta de pensamientos sobre el problema;
  • estrés
  • falta de informacion
  • Temor de tomar una decisión.

Todos estos factores juegan un papel importante en la decisión. Y cuantos más, más difícil es tomar la decisión correcta.

Por cierto, preste atención a las distorsiones cognitivas y los errores de pensamiento, que también nos afectan mucho.

Pensamiento de 360 ​​grados

¿Sabes que los pensamientos afectan nuestros sentimientos, sentimientos, decisiones y decisiones, acciones? En este caso, todos los enlaces en esta cadena pueden ser personalizados.

El pensamiento de 360 ​​grados consta de 3 elementos clave, que junto con esto también son métodos. Ayudan a analizar efectivamente cualquier situación, de modo que el porcentaje de tomar las decisiones correctas aumenta significativamente.

Estos artículos son los siguientes:

  • mira al pasado
  • previsión
  • perspicacia

Dados estos componentes del pensamiento, puedes analizar tu vida o tus acciones a 360 grados. Es decir, trabajan muy fructíferamente juntos.

Pero echemos un vistazo más de cerca a los 3 componentes.

Mirar al pasado

Mirar hacia el pasado le permite a una persona reflexionar sobre sus acciones que han tenido lugar hasta el momento presente. Una persona puede analizar objetivamente sus acciones y comprender dónde se han cometido errores.

El autoanálisis honesto ayudará a trabajar en los errores, entenderá la causa de su aparición y sacará las conclusiones correctas. De esta manera, el individuo intentará evitar decisiones erróneas y buscará el ideal.

Para empezar, puedes analizar tus acciones de ayer haciéndote las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué hice ayer?
  2. ¿Qué decisiones tomé?
  3. ¿Qué problemas tuve?
  4. ¿Cómo resolví estos problemas?
  5. ¿Qué tan bien logré lidiar con las emociones negativas cuando ocurre un problema?
  6. ¿Qué siento al respecto?
  7. ¿De qué otra manera puedes analizar tus problemas ayer?
  8. ¿Qué lección puedo aprender de la experiencia de ayer?
  9. ¿Cómo podría hacer lo contrario?
  10. ¿En qué debo trabajar para tomar la decisión correcta la próxima vez en una situación similar?

Es importante comprender que todas las preguntas anteriores se deben formular por una razón y reflexionar sobre ellas. Si los trata con seriedad, puede extraer una gran cantidad de información valiosa, que a su vez lo ayudará a tomar las decisiones correctas en el futuro.

No debe usar el pasado para tomar decisiones en el futuro. Cada situación es única a su manera. Es decir, lo que es efectivo hoy, mañana puede que ya no sea relevante. El proceso de introspección en sí mismo es útil porque alienta a uno a reflexionar sobre las propias acciones.

Previsión

La previsión permite a una persona anticipar su futuro y adivinar las posibles consecuencias. Como resultado, podrá minimizar los errores al tomar decisiones. Al mismo tiempo, la previsión se combina perfectamente con una mirada al pasado.

Para tener una visión de futuro, uno debe aprender a resolver posibles amenazas y determinar sus propias necesidades con anticipación. Esto incluye la planificación, así como la recopilación de información útil que le ayudará en el futuro. Pregúntate a ti mismo:

  1. ¿Cómo afectará esta decisión al futuro?
  2. ¿Cómo afectará mis decisiones en el futuro?
  3. ¿Cuáles son las consecuencias de esta decisión?
  4. ¿Qué problemas tendré?
  5. Si algo sale mal, ¿cómo lo trataré?
  6. ¿Cuáles son mis planes de copia de seguridad?
  7. ¿Qué pasa si ...?

La previsión no es una ciencia exacta, pero solo aumenta las posibilidades de tomar la decisión correcta y evitar consecuencias negativas.

Insight

Insight es la capacidad de ver la verdad oculta. Debido a esta cualidad, una persona puede comprender mejor a las personas, así como analizar diferentes situaciones.

Para tener una visión real, uno debe aprender a reflexionar sobre el pasado y ser previsor.

Además, el individuo está obligado a leer mucho, a desarrollarse, a ser inquisitivo ya esforzarse por comprender a la gente. Es importante aprender a comprender los principios de su pensamiento y ver la esencia de las cosas. En cierto sentido, estamos hablando de intuición.

Mira lo que pasa alrededor y dentro de ti. Hágase preguntas serias y tenga pensamiento crítico. Por ejemplo:

  1. ¿Por qué hago lo que hago? ¿Qué papel juega esto en mi vida?
  2. ¿Qué quieren los demás y por qué es importante para ellos?
  3. ¿Qué y por qué está sucediendo y qué significa?
  4. ¿Cuál es el problema y cómo surgió? ¿Por qué sigue siendo un problema?
  5. ¿Por qué las circunstancias se suman de esta manera?
  6. ¿Cuándo sucedió y por qué es tan importante?
  7. ¿Para qué sirve esta información y cómo puede afectar mi opinión?
  8. ¿Qué otras opciones existen en estas circunstancias y por qué son relevantes?
  9. ¿Por qué sucedió esto? ¿Cuáles son las razones de esto? ¿Qué pasó hasta este punto? ¿Hay una relación?
  10. ¿Qué une estos 2 eventos y por qué están interrelacionados de esta manera?
  11. ¿Cómo sucedió esto? ¿Quién es culpable de esto? ¿Podría ser diferente?

Al hacerse estas preguntas, puede aumentar su atención y, en última instancia, llegar a ser perspicaz. Podrá encontrar una explicación de por qué los eventos se están desarrollando de esta manera, y si era posible un escenario diferente.

Además, comenzarás a reflexionar sobre pensamientos realmente importantes y profundos, que probablemente nunca hayas pensado antes.

Por lo tanto, utilizando el pensamiento de 360 ​​grados, podrá considerar la situación desde todos los lados posibles y tomar las decisiones más correctas.

El proceso de tomar las decisiones correctas.

  1. Entendiendo el propósito

Para lograr este objetivo, debe comprender qué recursos y potencial tiene. Responde las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es mi objetivo?
  • ¿Qué es exactamente lo que quiero lograr?
  • ¿Qué necesito para lograr el objetivo?
  1. Logro del resultado.

Cuando una persona no logra su objetivo, puede darse por vencida o comenzar a entrar en pánico. Sin embargo, es importante entender que es importante utilizar diferentes métodos para implementar sus ideas.

Por ejemplo, decidió comprar una lavadora, pero la elección de la tecnología es tan grande que sus ojos simplemente se escapan. En este caso, será conveniente familiarizarse con las características de las máquinas, así como leer las opiniones de los clientes.

De esto se deduce que muchos factores influyen en la toma de decisiones.

  1. Seguir el resultado

Tenga en cuenta lo que funciona y lo que no funciona. No pierda tiempo en el uso de herramientas obviamente ineficaces, de lo contrario no aprenderá a tomar las decisiones correctas. Piensa

  1. ¿Cómo entiendo que me estoy moviendo en la dirección correcta?
  2. ¿Cómo evaluaré mi progreso?
  3. ¿Cómo entiendo que implementé mis ideas?

Mientras más comprenda en qué etapa se encuentre, más correcta será su decisión.

  1. Ser flexible

Sus acciones pueden cambiar de vez en cuando, lo cual es bastante normal. Por esta razón, debes aprender a ser flexible en diferentes circunstancias. Pregúntate a ti mismo:

  1. ¿Qué es lo que finalmente quiero lograr?
  2. ¿Qué estoy haciendo ahora?
  3. ¿Mis acciones llevan a una meta?
  4. ¿Pueden mis soluciones ser llamadas las mejores?
  5. ¿Qué debo cambiar para aumentar la posibilidad de tomar la decisión correcta?

No se asuste si no puede alcanzar su objetivo de inmediato. Por el contrario, analiza tus acciones y busca errores.

Proceso completo de toma de decisiones.

A continuación nos fijamos en el proceso completo de toma de decisiones. Tomará mucho más tiempo, pero si necesita resolver un problema realmente importante, entonces vale la pena.

Paso 1: obtener claridad

Piensa en cómo tu decisión te afectará a ti y a tu entorno. Reflexione sobre las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles son las opciones?
  2. ¿Cuál es la mejor decisión a tomar?
  3. ¿Por qué es tan importante?
  4. ¿Cómo afectará la vida de mis seres queridos?
  5. ¿Puede cambiar mi vida?
  6. ¿Son otros conscientes de la importancia de esta decisión?

Cuando analice todo esto, podrá comprender cuánto esfuerzo se necesita para implementar sus ideas.

Paso 2: Reúna hechos y opciones de exploración

Cuanta más información recopile, más probable será que su decisión sea correcta. Puede tratarse, por ejemplo, de dinero, tiempo o recursos humanos. Pregúntate a ti mismo:

  1. ¿Qué decisión puedo tomar?
  2. ¿Qué acciones puedo hacer?
  3. ¿Cuáles son las alternativas?
  4. ¿Qué necesito para esto?

Paso 3: Evaluar Pros y Contras

Ahora es el momento de considerar todas las ventajas y desventajas de cada solución. Considere:

  1. ¿Cuáles son los beneficios de acciones específicas?
  2. ¿Cuáles son los contras?
  3. ¿Cuáles son las ventajas de una solución sobre la segunda?

Al reflexionar sobre estos temas, debe considerar los sacrificios que tendrán que presentarse en el primer y segundo caso.

Paso 4: Identificar el peor de los casos.

Antes de tomar una decisión, pregúntese: "¿Qué es lo peor que puede pasar si doy este paso y cómo enfrentaré las consecuencias?"

Por supuesto, el peor de los casos es extremadamente raro, pero debes estar preparado para ello. Debido a esto, en caso de fuerza mayor, podrá reestructurarse rápidamente y tomar la decisión más correcta en circunstancias específicas.

Paso 5: Aprende de tu experiencia.

Incluso cuando una persona toma las decisiones equivocadas, puede beneficiarse de ella y adquirir experiencia. Los errores cometidos en el pasado ayudarán a mejorar el futuro. Pregúntate a ti mismo:

  1. ¿Qué me dio la experiencia?
  2. ¿Qué aprendí de cómo tomo decisiones?
  3. ¿Logré hacer las cosas?
  4. ¿Tengo en cuenta los resultados de errores pasados ​​cuando me enfrento a dificultades?

Todavía hay muchas preguntas que debemos hacernos. No tenga miedo de pensar críticamente cuando tome las decisiones correctas, porque esta es la única manera de lograr el mejor resultado.